Libros

Traducción editorial: precios y retribución

El mundo editorial no es el que mejor ha capeado la crisis económica, precisamente. De hecho, es posible que encuentres a muchos de los profesionales especializados ofreciendo trabajos freelance en plataformas como https://www.parlam.com/. A pesar de que se trata de una profesión que apasiona a muchas de las personas que se dedican al mismo, la realidad es ésta: el trabajo ha disminuido y, o bien consigues convertirte en el traductor oficial de un autor de renombre, o de una saga literaria de éxito, o es posible que debas trabajar más de lo que habías pensado para pagar tus facturas.

De hecho, según los datos presentados el 2010 por el Libro Blando de la traducción editorial en España, los traductores editoriales no se dedican exclusivamente a esta profesión, sino que lo compaginan con otros tipos de traducción –sobre todo, la técnica-, trabajan con contrato, cumplen los plazos religiosamente y no suelen gozar de royalties en su trabajo, salvo en contadas ocasiones.

traduccion editorial

Los precios de la traducción

Uno de los grandes problemas es la disparidad en cuanto a tarifas. La plantilla que más se utiliza para el recuento de caracteres es la holandesa -2.100 caracteres con espacios-, y los precios más habituales se encuentran entre los 10 € y los 12 €. Sin embargo, también hay muchos casos en los que podemos encontrar 7 € por plantilla… pero, también, mucho menos. En pocas ocasiones, llegan a los 14 €.

Por si este problema no fuera suficiente, lo cierto es que en la mayoría de ocasiones, los precios no son negociables. Muchos traductores negocian el porcentaje de compensación con el editor, que suele oscilar entre el 10 % y el 20 %, como mucho.

Otra plantilla ampliamente utilizada, aunque en menor medida que la anterior, es la de 1.800 caracteres, y sus precios suelen rondar entre 10 € y 11 €. Sobre cobrar por palabra, algunos profesionales aseguran que cobran 3 céntimos por palabra, y otros 5 o, incluso, 7 €. Pero, como podrás adivinar, varía según la editorial.

Por otro lado, también varía bastante el número de ejemplares que recibe el traductor: desde los que sólo reciben uno hasta los que pueden disfrutar de cinco o, incluso, diez.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *