Libros

Ex Libris o los sellos de los libros

Maravillosos libros, horas y horas de fantasía, una historia completa, unos personajes vivos, un mundo nuevo y único escrito en páginas y tinta. Algunos de los que adoran los libros, concretamente algún libro en concreto, marcan el libro como si de una propiedad se tratara.

 

Son muchos los que dejan la impronta personal sobre cada libro, ya sea con una firma informal o con un sello, como si se tratara de un sello de boda, algo más limpio y organizado que una sola firma.

 

Pues bien, estas firmas personales en los libros tienen un nombre concreto: Ex Libris. Literalmente Ex Libris significa “de entre libros” en nuestro idioma madre, el latín, refiriéndose a una marca de propiedad, una estampa, etiqueta o sello, que se solía y se suele colocar en el reverso de la cubierta de un libro.

 

¿Cómo es un Ex Libris?

Además de un texto con el nombre del propietario del libro, una biblioteca personal o una institución, por lo general también se exhibe una imagen.

Los más antiguos que se conocen emplean escudos heráldicos, para posteriormente encontrar imágenes de contenido alegórico o simbólico normalmente acompañadas de algún lema. Podemos encontrar imágenes relacionadas con la profesión o gremio del propietario. También era normal encontrarse con ejemplares de contenido erótico o macabro, con esqueletos o calaveras que hacían referencia al paso del tiempo y a la muerte. Obviamente también podíamos encontrar motivos relacionados con el mundo de los libros y las bibliotecas.

 

ex-libris

 

Un poco de historia

Se conoce como primer antecedente una placa de barro cocido con inscripciones jeroglíficas que actualmente se encuentra en el Museo Británico de Londres que perteneció al faraón egipcio Amenotep III y data del siglo XV a.C. Esta placa habría sido utilizada para marcar la propiedad en los estuches de los rollos de papiro de su biblioteca.

En España encontramos el primer Ex Libris en el Reino de Asturias del Rey Fruela I (756-768). Durante la edad media encontramos varias marcas de propiedad en códices.

 

Es a partir de la introducción a la imprenta y de las técnicas de grabado cuando el los Ex Libris tienen el sentido que tienen actualmente, pero a partir del siglo XIX estos sellos se utilizan mucho más con la llegada del Modernismo. Es en esta época que crece el interés y los primeros coleccionistas, hasta surgen asociaciones y todo.

 

¿Ya tienes tu propio Ex Libris para marcar tus libros?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *