Libros

Adiós a las bolsas de ojos con una blefaroplastia

cirugia de parpados blefaroplastia

Últimamente, ha subido mucho la demanda en cuanto a cirugía de párpados o blefaroplastia. Y no es de extrañar, puesto que supone una solución permanente para esos efectos antiestéticos que aparecen en los ojos cuando la edad nos pasa factura.

La blefaroplastia, que así se conoce, también, a la cirugía de párpados, es una intervención estética muy sencilla: consiste en realizar unas incisiones muy pequeñas gracias a las que se hace posible retirar el exceso de músculo y de piel.

Motivos de la formación de bolsas

Las causas por las que aparecen las bolsas alrededor de los ojos pueden ser varios: una mala alimentación, retención de líquidos, no contar con las suficientes horas de sueño, una mala herencia genética… Sea cual sea el motivo, a partir de los 35 años, es habitual que empiecen a desarrollarse estas antiestéticas bolsas, dado que los músculos de los ojos pierden elasticidad y contribuyen a su formación. Y las bolsas llegan para quedarse, a no ser que les pongamos un remedio.

En muchas ocasiones, intentamos eliminarlas a través del uso de cremas. Sin embargo, lo más óptimo es someterse a una cirugía de párpados.

Realización de la cirugía de blefaroplastia

La intervención de la blefaroplastia dura entre una y tres horas, y es un proceso ambulatorio muy sencillo. Se emplea anestesia local con sedación, y el paciente puede irse a casa por su propio pie pocas horas después.

Para la cirugía, se realizan unas pequeñas incisiones para extraer la grasa y lo que produce las bolsas, como el exceso de piel. Luego, se cierran empleando unas suturas muy finas, apenas visibles.

Es probable que la zona quede amoratada durante unos días, aunque en cuestión de 72 horas, se permite maquillar los moratones para disimular. Además, aunque se recomienda hacer unos días de reposo para evitar cualquier tipo de molestia, el paciente puede hacer vida normal enseguida.

Para reducir la hinchazón, se puede utilizar frío, que, además, contribuirá a una mejor recuperación.

Ventajas de la cirugía de párpados

La mayor ventaja que presenta es que sus resultados son permanentes. Esta intervención estética termina para siempre con las bolsas en los ojos, y las cicatrices van desapareciendo hasta convertirse en una línea casi imperceptible.

Sin embargo, no hay que caer en el error de pensar que también termina con patas de gallo o con otro tipo de arrugas. No es el caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *